Qué estamos haciendo

“La universidad abierta en la era de la información”. Conferencia ofrecida por el Dr. Manuel Castells el pasado 15 de marzo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En la semana de la inauguración de la oficina de la UOC en Colombia, el Dr. Manuel Castells ofreció una primera conferencia “Educación y Desarrollo”, desde la ciudad de Bogotá, de la cual publicamos recientemente un breve resumen; y una segunda conferencia, desde la ciudad de Medellín, de la cual les compartimos también un resumen a continuación.

El propósito de la conferencia, de acuerdo con el Dr. Castells, es hablar sobre la transformación de las universidades en la era de la información, contexto histórico caracterizado por la globalización económica y comunicativa; la emergencia de una nueva estructura social, que el Doctor llama la “sociedad red”; y una revolución tecnológica multidimensional fuente del poder y la riqueza de las naciones y del empoderamiento de la ciudadanía.

Contexto

Hace énfasis el Dr. Castells, en que una sociedad basada en la información y el conocimiento no es algo característico solo de nuestra época. Que lo que sí es característico de nuestra época es la revolución tecnológica centrada en las tecnologías de la información y la comunicación, que se constituye en paradigma tecnológico dominante.

El poder se basa (y se ha basado también en otras épocas) en el control de la información y de la comunicación. Y las capacidades individuales y colectivas de actuar sobre ese poder en función de proyectos alternativos, depende de que no haya monopolio sino un empoderamiento de la sociedad en su conjunto. Y en ese sentido se espera de las universidades que contribuyan a evitar la monopolización de la información y el conocimiento, y ayuden a su difusión en la sociedad y la empresa.

La universidad es la que produce nuevo conocimiento, la que crea las condiciones formativas para una relativa igualdad de oportunidades, y el espacio de mayor capacidad de expresión libre.

Funciones esenciales de la universidad

Hay unas funciones esenciales de la universidad que se han ido construyendo y articulando históricamente, aunque aparezcan algunas como dominantes en un momento específico:

  1. La producción de valores ligada a la legitimación del orden social y religioso del momento, como sucedía en la edad media cuando iniciaron las universidades.
  2. La selección de élites y la formación de núcleos dirigentes.
  3. La formación de profesionales.
  4. La universidad científica, centro investigador, que sucede a finales del siglo XIX.
  5. El desarrollo general de la educación en la sociedad, asociado con una titulación, que se da después de la segunda guerra mundial.
  6. La universidad emprendedora, que surgen en épocas más recientes y trata de articular ciencia y tecnología, con innovación y empresa.

Con relación a la investigación, el Dr. Castells llama la atención sobre una contradicción que existe en las universidades y es que al profesor le pagan por enseñar, pero lo promocionan por publicar científicamente.  “En la promoción de los profesores es necesario prestigiar y valorizar la enseñanza, para no percibir al estudiante como un problema que hay que resolver para poder investigar”.  Pensar que la investigación no necesariamente la tienen que hacer las mismas personas, en los mismos departamentos, y en los mismos periodos o momentos que la enseñanza. 

Con relación a la política universitaria dice el Dr. Castells, que esta es más eficaz cuando es más flexible y diversificada, lo que se relaciona con el papel que juegan los ministerios de educación.

Cómo se transforman las funciones de la universidad en la “sociedad red”

La función de formación debe adaptarse a los requerimientos de cambio tecnológico y organizativo continuo. El Dr. Castells clasifica la fuerza de trabajo en dos grandes grupos: “trabajadores autoprogramables” y “trabajadores genéricos”.  Los autoprogramables son capaces de reprogramar los objetivos y conocimientos en función de lo que va pasando en una situación de cambio tecnológico, cultural y organizativo constante; no requieren formación especializada, sino lo contrario; requieren la capacidad de movilizar los conocimientos para adquirir los nuevos conocimientos y las nuevas tecnologías; la capacidad de crear. Los genéricos, también trabajadores muy inteligentes, pero que por condiciones sociales y educativas solo hacen tareas programadas y pueden ser remplazadas por robots.  Formación flexible y reciclaje continuo.

La universidad no forma solo capacidades, sino también personalidades: flexibles, adaptables y ancladas en valores (pocos, pero sólidos).  Formar con el ejemplo hace parte de la política universitaria. 

La interdisciplinariedad es un atributo esencial de la nueva función universitaria.  Filosofía y humanidades, por ejemplo, son temas que están incluidos en los primeros periodos académicos de programas de algunas universidades como MIT.  Microsoft y Google están contratando cientos de investigadores del campo de la filosofía y la sociología, en áreas como robótica, biomedicina, y la inteligencia artificial, entre otras cosas para el diseño de interfaces humano-máquina. 

Las universidades necesitan adaptarse constantemente a las necesidades sociales y científicas de su tiempo, y para hacerlo tienen que ser autónomas en su decisión: qué pueden hacer, con qué objetivos, con qué departamentos, con qué financiación; una “autonomía vigilada”, con sistemas propios (y creíbles) de control y evaluación de la calidad, tanto en universidades públicas como privadas.  

En la época medieval los estudiantes pagaban a los profesores según lo que aprendían; hoy la evaluación del profesor, incluyendo la evaluación reportada por los estudiantes y sumado esto a otros criterios (cualitativos, como la calidad y el impacto de su producción intelectual, y no solo cuantitativos), podría traducirse en el sueldo de los profesores; en nuestra sociedad la evaluación debe estar asociada a consecuencias de la evaluación.

La separación entre universidades presenciales y universidades con TIC es obsoleta, dado que la mayor parte de la interacción, en las dos universidades, se realiza electrónicamente.  Así pues, las universidades en las que la interacción se da en un 100% serían virtuales, y para las demás podría hablarse de un sistema híbrido. La universidad virtual maneja otros criterios, otras pedagogías (porque la información está toda en Internet) y otro profesorado.  Muchas universidades que han intentado construir una capa virtual sobre una capa presencial existente, han fracasado.  Es preciso crear capas relativamente autónomas con objetivos metodologías, y profesorado específico, articuladas a lo presencial.  La diferencia fundamental entre los dos sistemas está en el público, es decir, en los estudiantes.  La universidad virtual debe ser capaz de asumir el reciclaje continuo a lo largo de la vida profesional; que las personas puedan volver a la universidad sin necesidad de suspender su vida profesional y familiar, y que puedan hacerlo aún en regiones distantes y sin estructura universitaria; esto, y en ocasiones también la tecnología móvil que a través de conexión satelital puede llegar a cualquier lugar, ha ayudado por ejemplo a la formación masiva de maestros y de personas capacitadas en atención primaria de salud.

En cuanto a la población usuaria de la universidad virtual, esta es mayormente una población adulta y que estudia porque lo necesita, lo que en muchas ocasiones hace que los estudiantes sean más disciplinados y responsables que en la universidad presencial.

Dado que la información está en Internet, lo importante entonces es cómo acceder a esa información, definir qué información se necesita, cómo recombinarla y aplicarla.

Les dejamos aquí el enlace a la conferencia.

1000 Caracteres restantes


Notificaciones

Boletín
Suscríbete a este contenido y recibe notificación de novedades en tu correo.
Al hacer clic en "Suscribirte" se entiende que has leído y aceptado los términos para el tratamiento de tus datos por parte de UNAB Virtual.
Nombre
Email

Acerca de nosotros

UNAB Virtual es la unidad de apoyo académico responsable de diseñar, desarrollar e implementar acciones de formación educativa innovadoras para las modalidades virtual, presencial y blended (virtual y presencial), usando las Tecnologías de Información y Comunicación

Más información

Información de contacto

  • PBX (57) (7) 643 6111/643 6261
  • unabvirtual@unab.edu.co
  • Avenida 42 No. 48 – 11,
    Bucaramanga - Colombia.
©2018 Universidad Autónoma de Bucaramanga - UNAB | Sujeta a inspección y vigilancia por parte del Ministerio de Educación Nacional. Resolución 3284 (21 diciembre de 1956), Ministerio de Justicia | Avenida 42 No. 48 – 11, Bucaramanga - Colombia.

e-Aulas Pregrado Presencial

Tu usuario Unab.

e-Aulas Posgrado Presencial

Tu usuario Unab.

e-Aulas Programas Virtuales

Tu usuario Unab.

Search